El Sónar atrae a 123.000 personas en tres días

“Los festivales inyectan 300 millones a la economía catalana”. Así es como elEconomista.es destacaba, hace dos años, el impacto que pueden llegar a generar festivales como el Primavera Sound o el Sónar, en Cataluña.

Es innegable que el atractivo turístico, el clima o el desarrollo cultural de la ciudad de Barcelona influyen en el elevado número de asistentes a festivales de la zona. De hecho, el 52% de los visitantes que asistieron a la pasada edición del Sónar vinieron del extranjero. Por ello, son muchos los que consideran los “festivales de música como un añadido turístico y no como un elemento invasor, ya que cualquier ciudad que disponga de un evento cultural de estas condiciones puede utilizarlo como escaparate turístico y, por consecuencia, como un potencial motor económico.

Los próximos 14, 15 y 16 de junio el festival Internacional de Música Avanzada y el Congreso de Creatividad y Tecnología Sónar, llega a la ciudad de Barcelona y, si sigue la línea de visitantes del año pasado, se estima que pueda llegar a recibir más de 120.000 asistentes (año 2017; 123.000 visitantes). Miles de personas del ámbito nacional e internacional ocuparan, durante el día y la noche, los recintos de Montjuïc y Gran Via de Fira Barcelona para disfrutar de la XXV edición del festival. Además, sumamos a este balance los profesionales procedentes de distintas empresas y países que asistirán al Sónar+D.

Sin duda alguna, el Sónar es un festival muy importante para la ciudad de Barcelona, y no sólo por los ingresos y el número de visitantes que genera, sino también por la imagen contemporánea que proyecta de la ciudad. Así pues, ¿cómo pueden aprovechar las empresas/marcas la afluencia de públicos que concurren en la ciudad, gracias al evento, para dar visibilidad de marca?  

Éstas deberían considerar la inversión publicitaria y de comunicación como un mecanismo de conexión con el elevado público joven, dinámico, urbano y cosmopolita que se encuentra por las calles de Barcelona durante los días del festival, ofreciéndoles productos y servicios que les generen interés, como: destinos turísticos para ir de vacaciones, rincones turísticos de Barcelona y alrededores, centros comerciales, restaurantes, discotecas o planes de ocio en la ciudad.

Situar, mediante soportes publicitarios a medida, un producto/servicio en las ubicaciones de mayor afluencia de los públicos del Sónar garantiza a las empresas/marcas un elevado número de impactos que, generalmente, se convierten en retorno.

0 150